Guías de ayuda | How to guides

Limpieza de canalones

Limpieza de canalones

Nota: Este manual está para realizar el trabajo en tu casa unifamiliar

Ya es sabido que un canalón es simplemente una pieza de metal bastante fina y de poca profundidad que lleva el agua de lluvia o cualquier líquido de la azotea relacionado con el clima. En este artículo te explicamos como como limpiar canalones uno mismo de forma fácil y sencilla.

Las obstrucciones se suelen deber a hojas, a escombros, a tierra e incluso a diferentes tipos de suciedades que transporta el aire, también puede darse el caso de que algunos tipos de plantas germinen en el canalón o el tejado debido a la acumulación de tierra y humedad constante. La limpieza de los canalones debe formar parte del cuidado de una casa, de sus techos y de sus alturas, si no es así estaremos exponiéndonos a costosas reparaciones en el futuro.

En cuanto a las bajantes, sobre todo si estas tienen codos, son otro de los puntos delicados ya que pueden acumular gran cantidad de suciedad, especialmente hojas, ramas, piedras, barros, hasta incluso nidos de aves y otros residuos que terminen creando taponamientos con el tiempo.

Se recomienda limpiar los canalones del chalet y sus bajantes una vez al año al menos, y dos veces al año si hay árboles en las cercanías y a mayor altura que el nivel de los canalones. Aún más, la limpieza regular de los canalones nos ayudará a ver el estado de conservación y a adelantarnos a defectos de uso y a roturas de todo el tejado. No esperemos a que lleguen las lluvias para comprobar los canalones, pasemos a la acción hoy mismo.

Para ponerlo fácil vamos a explicar brevemente cómo limpiar los canalones que se emplean como bajantes para techos, tejados y azoteas. Pero primero describamos los materiales que vamos a necesitar y sus funciones:

Escalera: Nos ayudará a llegar a la vista del curso de los canalones. Preferibles las de aluminio que consten de dos o más tramos, son resistentes, ligeras y con ellas evitamos apoyarnos en aleros y en los mismos canalones que vamos a limpiar. En estos casos las escaleras como los modelos Euro 2 y Euro3 de Svelt son ideales.

Capazos de albañil o de plástico, palanganas o cubos: Nos servirán para acumular y retirar la suciedad que hayamos sacado de los canalones.

Paleta limpia canalones: Hay paletas especiales para la limpieza de canalones. Con ese modelo no dañaremos el canalón y mejorará el efecto cuchara para recoger los residuos, otra de las herramientas muy útiles para este trabajo por su forma es una pala transplantadora o en su defecto un paletín de albañil.

Un cepillo: Para limpiar a fondo las zonas menos accesibles, podemos elegir desde brochas de pintor a cepillos de temple e incluso una escobilla redonda de inodoro, aunque a nosotros lo que mejor resultado nos ha dado es un cepillo empleado para limpiar barricas, que debido a su forma esférica es perfecto para este trabajo.

Manguera: Para eliminar todo resto de tierra y realizar una limpieza profunda. Además nos ayudará a realizar una verificación que el agua fluye correctamente por las bajantes.

Guía de desatasco: También usaremos una guía de desatasco para limpiar las bajantes, podríamos utilizar en caso de necesidad una guía de electricista pero esta tendría que ser lo más rígida posible, e incluso utilizar la propia manguera del agua como guía.

Pasos para limpiar los canalones

Colocar la escalera de manera estable y segura de tal forma que nos proporcione una postura cómoda para trabajar y nos permita ver el interior del canalón. Debemos de dedicar un tiempo a esta tarea ya que de ello va a depender nuestra seguridad. Lo más importante es que el piso sea lo más plano posible y evitar apoyar la escalera contra el canalón ya que podríamos dañarlo.

Subir todas las herramientas descritas a la altura del canalón y comenzamos a retirar los restos. En un principio recomendamos eliminar los residuos más grandes manualmente para dejar los más livianos que puedan ser eliminados con el agua.

Hay que prestar mucha atención a los rebordes y a las uniones de las canalizaciones porque es ahí donde se suele acumular la tierra fina compactada muchas veces como lodo seco, una vez retirado el lodo podemos valorar el estado de las uniones aplicando un sellador si se observan fisuras cuando el canalón esté totalmente limpio.

Retirar las rejillas o las protecciones de los sumideros de las bajantes de canalón limpiándolos con agua a presión al nivel del suelo, no subidos desde la escalera para evitar riesgos. Instalaremos de nuevo estos filtros bien asidos a su lugar para evitar que el caudal de agua pueda desplazarlos y se obture la canalización. Estas rejillas o salvahojas es importante mantenerlas en buen estado sobre todo si tenemos árboles en las cercanías del tejado, ya que se obstruirán con facilidad haciendo que el agua no entre a la bajante, se desborde el canalón y caiga el agua por la fachada.

Limpiar con agua: Si lo consideramos necesario podemos añadir agua con una manguera de riego para eliminar completamente todo resto de tierra y suciedad del canalón ayudándonos con el cepillo de limpiar barricas. Hay que prestar atención también a las zonas en las que el canalón se estrecha y que suelen coincidir con los puntos en los que se acumula más suciedad.

Bajantes: Ahora le llega el turno a las bajantes, sobre todo si estas presentan codos de ángulos pronunicados, puede ser lo más engorroso de toda la tarea. Además, tras la limpieza del canalón es posible que se haya acumulado más suciedad al dar el repaso con la manguera. De modo que en primer lugar echamos agua por los sumideros del canalón para comprobar si todas se encuentran en un estado óptimo. En caso de que detectemos que alguna de ellas le cuesta evacuar el agua, o peor aún, que se encuentra completamente atascada, empezaremos por introducir la guía desde el sumidero del canalón, salvo que tengamos la impresión de que el atasco se encuentra en la parte baja de la bajante. Una vez que hayamos conseguido introducir la guía la movemos en círculos varias veces para aflojar el taponamiento. Finalmente metemos agua con la manguera para qeu vayan desalojándose los restos que hemos reblandecido con la guía.

Para finalizar hay que realizar una buena revisión final, y la mejor opción es dejar correr agua desde la manguera al canalón para verificar que en todos sus tramos el agua corre con fluidez, entra sin problemas por los sumideros y que las bajantes desalojan toda el agua sin problemas.

Verás el resultado tu mismo!

Resultado de limpieza de canalón

Si después de leer nuestra sección “PASO A PASO” te queda alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del teléfono 988 32 08 44 o 606 42 32 19 y estaremos dispuestos a ayudarte sin problema.



También en nuestra web: , encontrarás más información.

#LoveSlate


VÍDEO EXPLICATIVO

Escrito en 15/10/2019 por Alcupi 0 219

Dejar un comentarioDejar una réplica

Guías de ayuda | How to guides
Comparar 0
Ant.
Sig.

Sin productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Precios son Sin IVA

Finalizar compra